Homeopatía clásica

La Homeopatía clásica es un método de auto-curación, fue fundada en Alemania hace unos 200 años por el Dr. Samuel Hahnemann. El objetivo principal  de este método es activar el poder de auto-curación existente en cada organismo. En la Homeopatía clásica, la persona se ve  como un individuo en su totalidad (cuerpo, mente y espíritu) considerando su individualidad como única.

A la hora de elegir los remedios es crucial la forma en que el cliente expresa y siente sus molestias.

hola
Por lo tanto dos pacientes que sufren de la misma dolencia reciben dos tratamientos Homeopáticos diferentes, porque a los ojos de la Homeopatía son dos personalidades totalmente diferentes y cada uno siente sus problemas de manera muy diferente.
La elección del remedio Homeopático debe cumplir con la ley de "similia similibus curentur ". Esto significa que para cada dolencia o molestia se elige un remedio que por sí mismo puede provocar una dolencia u molestia similar a que se pretende curar.

Después de tomar un remedio Homeopático, la persona puede notar un agravamiento general de sus síntomas. Esto es una buena señal para el homeópata ya que el cuerpo ha respondido al estímulo provocado por el remedio.  Así,  primero mejora el estado general de la persona y sólo entonces desaparecen los síntomas orgánicos según en un orden pre determinado en Homeopatía: de adentro hacia afuera y de arriba a abajo.